El uso de las cookies

Posiblemente te hayas dado cuenta de que, al visitar una página web o utilizar alguna red social, te salen anuncios de páginas web que has visitado anteriormente, o de productos que has ojeado para comprar. Esto se debe a que hay unos pequeños archivos de texto que envían los sitios webs y se almacenan en los navegadores para obtener información sobre los usuarios. También recuerdan e-mails, contraseñas, idiomas y otros tipos de preferencias. Son las llamadas cookies.

De acuerdo con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), hay cinco tipos de cookies: técnicas, que almacenan contenidos; de personalización, que recuerdan el idioma o la región seleccionada; de análisis, que siguen el comportamiento de los internautas; publicitarias, que permiten la gestión de espacios publicitarios; y de publicidad comportamental, que crean un perfil del usuario.

La función principal de las cookies es ofrecer a las personas que visitan las páginas web una experiencia sencilla y completa. Por ejemplo, como mencionábamos anteriormente, estos archivos informáticos pueden gestionar los correos electrónicos y las contraseñas de los diferentes sitios web, lo cual nos permite una navegación muy rápida y clara. En cuanto a la publicidad, sirven para mostrar anuncios que puedan ser relevantes para nosotros, en función de las búsquedas que hayamos hecho con anterioridad. Google, por su parte, cuenta con un apartado de preferencias en las que el usuario puede modificar los factores que le interesan, y, en función de ellos nos aparecerán unos anuncios u otros. Además, dividen sus cookies por categorías, que son: preferencias, seguridad, procesos, publicidad, estado de la sesión y Google Analytics.

El uso de las cookies puede ser una gran oportunidad para las empresas por varios motivos: si las implementan en sus sitios web otorgarán al usuario una mejor experiencia y, por lo tanto, una mejor impresión de la imagen de la compañía. Hay varias herramientas de Google que se basan en el uso de cookies, como Google Analytics o Adwords. Analytics, por su parte, es una herramienta que se dedica a analizar la actividad de los visitantes de los sitios web. De acuerdo con las políticas de la empresa, utiliza las cookies para “recopilar información y ofrecer estadísticas de uso de los sitios web sin identificar personalmente a los visitantes de Google”. En resumen, para publicar anuncios y realizar un seguimiento de los resultados. En cuanto a Adwords (o Google Ads), añade cookies a los ordenadores de los usuarios cuando pinchan en un anuncio, para así tener un control de las ventas y de otras conversiones de sus anuncios.

Es importante destacar que el uso de las cookies solo puede ser por parte de páginas que cuenten con más de 100 usuarios al mes. Si quieres saber cómo sacarle partido a tu negocio, anunciarte, llegar a más gente y hacer un seguimiento de las visitas que recibas, no dudes en contactar con nosotros.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nosotros te llamamos

Escribe tus datos.